camporico logo
esenfr

Brócoli y niños

Existe una clara tendencia a informarse sobre alimentación y cuando se trata de lo que comen nuestros hijos queremos ofrecerles lo mejor. 
El brócoli desde el punto de vista nutricional es muy interesante pues es de las verduras más completas, como pega podríamos decir que es un gran desconocido y que su sabor y  textura no está generalmente dentro de nuestra dieta.



Empecemos viendo cuales son los puntos fuertes del Brócoli y por qué destaca sobre el resto:

  • Gran aporte de Vitaminas A, C, E, B1, B2, B3, B6
  • Calcio, ácido fólico así como una amplia gama de minerales y antioxidantes. Ideal para embarazadas y personas con anemia.
  • Contiene Luteína que ayuda con la degeneración macular.
  • Aporta calcio y además actúa como fitoestrógeno, muy útil durante la menopausia.
  • Ayuda en la protección frente al cáncer debido componentes como el Indol, sulfarano y Fenetilisotiocianato, especialmente frente al cáncer de mama, útero, pulmón y colon.
  • Muy útil para equilibrar una dieta pues tiene muy pocas calorías por gramo.
  • Alto en fibra, ayudando a regular el apetito y el tránsito intestinal.


Como os comentábamos es un alimento muy interesante tanto para niños como para adultos y de hecho es un alimento que está de moda por méritos propios, pero veamos qué podemos hacer para que los pequeños de la casa sientan interés por el brócoli y se animen a probarlo y consumirlo de forma habitual.


¿Cómo hago para que mi hijo como brócoli?

  • Se su ejemplo, el simple hecho de que te lo vean comer ya es un aliciente para ellos, no intentes darle algo de comer que tú no tomarías.
  • Presentación, el sentido de la vista y el olfato es determinante a la hora de querer comer un plano o no. Hay que currarse un poco las presentaciones para que sean apetecibles.
  • Acompáñalo de alimentos que le gusten. Combinarlos con alimentos que les gusten esto ayudará a asociar el sabor y les será más fácil aceptar en nuevo sabor. Servirlo con pasta y añadir trozos de brócoli a la piza puede ser una buena opción para comenzar.
  • Cantidades pequeñas. Aceptaran mejor una cantidad pequeña que un plato lleno de brócoli. Empieza por cantidades pequeñas y ya habrá tiempo de ir incrementando.
  • Implícalo. A los niños les encanta tocar, cortar, pelar, deja que te hagan de pinche de cocina y veras como estarán más dispuestos a probar los platos cocinados por ellos mismos.


El brócoli es un plato que bien presentado puede ser muy apetitoso y una vez introducido en la dieta habitual nos sentará de maravilla.
Dejamos algunas fotografías de presentación de brócoli.



CATEGORÍAS