camporico logo
esenfr

4 alimentos saludables que no lo son tanto

Cada vez usamos más los supermercados donde podemos encontrar una gran variedad de productos todos ordenados por categoría. Ante esto las marcas tienen que intentar llamar la atención de los usuarios dentro del lineal, haciendo uso de colores y frases de lo más variopinto.


Los recursos del marketing para hacer esto al borde de la ley dan para días enteros de forma que nos vamos a concentrar en 4 alimentos que con el tiempo han conseguido hacernos creer que son una opción saludable y no lo son.


Embutidos bajos en grasa

Marketing. Pavo o jamón de york aparecen siempre dentro de dietas fitness tanto en desayunos como meriendas y son fáciles de comer, ligeros y muy sanos.


Realidad. La mayoría de estos productos tiene porcentajes de carne muy bajos y lo rellena con fécula, azucares, aditivos, agua y sal. EL producto final es un producto procesado de baja calidad, tanto es así que la OMS los aconseja reducir.


Opción. Si realmente te gusta la carne fría puedes comprar filetes de pollo o pavo y hacerlos a la plancha, cortarlos en lonchas y te aguantaran unos días en el frigorífico perfectamente. Esta opción no es tan sabrosa como la otra pero sin duda es más sana.


Yogurt desnatado

Marketing. Podemos encontrar una variedad enorme de yogures desnatados siendo una opción saludable por su bajo contenido en grasas y sus pocas calorías, ideal para dietas.


Realidad. Si le quitamos la grasa al yogurt perdemos mucho sabor y le suelen añadir azúcar para resolver el problema. También tenemos que tener en cuenta que la grasa es saciante y nos ayuda a controlar el apetito. En las porciones del yogurt la grasa no es un problema.


Opción. Busca las opciones que sean sin azúcar añadido antes que desnatados, pero la mejor opción es yogurt natural sin más.


Cereales fitness

Marketing. Principalmente orientado a mujeres para mantener una dieta saludable y perfecto para perder peso y añadir un desayuno completo para empezar el día.


Realidad. Los cereales de desayuno suelen ser muy ricos en azucares añadidos y su porción de cereales integrales suele ser minina. Es un alimento que a pesar de tener mucho sabor nutricionalmente no es buena opción.


Opción. Si realmente te gustan los cereales, cómpralos integrales sin azúcar añadido.


Bollería y galletas sin azúcar

Marketing. Bollería diversa y galletas de todo tipo ideales para mantener la figura y especialmente indicados para niños y mujeres que quieren cuidarse.


Realidad. Sin duda es de los peores productos que podemos comer nutricionalmente hablando. El azúcar lo sustituyen por edulcorantes, pero siguen usando harinas refinadas de mala calidad, grasas de peor calidad aun y eso sin contar el efecto que produce en nuestro cerebro y en el de nuestros hijos acostumbrarnos sabores tan potentes modificando nuestro sistema de recompensas.


Opción. No existen opciones saludables a la bollería, incluso  hecha en casa tiene que ser tomada de forma ocasional. La bollería casera no es que sea mala pero tiene que ser tomada de forma ocasional y nunca de forma habitual es nuestra dieta.



Conclusión

Como vemos estos son solo 4 ejemplos de cómo el marketing y su insistencia nos ha convencido de ideas que están muy lejos de la realidad.


CATEGORÍAS