camporico logo
esenfr

¿Comes por ansiedad?

La comida y como nos alimentamos tiene enormes connotaciones psicológicas, muchas de las buenas o malas decisiones a la hora de seleccionar los alimentos dependen de nuestro estado de ánimo. El aburrimiento y el estrés son dos situaciones que nos pueden condicionar de forma negativa en la elección y su elemento común es la ansiedad.


Comer, libera números neurotransmisores como la dopamina que nos hace sentir bien y nos baja la ansiedad de manera temporal, cuando estamos tristes nerviosos o ansiosos necesitamos de algún estímulo para sentirnos mejor. En estos casos, buscamos comida para sentirnos mejor y la elección siempre suele ser comida muy sabrosa o palatable. Estas elecciones suelen variar de helados, pasteles, etc., pero siempre intentamos buscar alimentos muy sabrosos.


Si este estado de ánimo fuese pasajero y durase un día no habría problema, pero la ansiedad, el estrés o la depresión son estados de ánimo que se suelen prolongar mucho en el tiempo, y juegan en nuestra contra a la hora de la elección de los alimentos.


Darse un capricho de vez en cuando es normal y en muchos casos recomendable, pero no afrontar estos problemas con la comida es donde comenzamos a tener un problema y podemos entrar en un círculo vicioso difícil de superar.


CAUSAS

Si comes de manera compulsiva es muy posible que sufras de ansiedad o estrés y la comida en si no es el origen del problema, pero si se puede convertir en el motivo de diversas enfermedades.


No gestionar bien las emociones.

Las emociones negativas son difíciles de gestionar y tenemos tendencia a esconderlas o reprimirlas, pero eso no hace que desaparezcan. Comer por pura ansiedad es un problema común en nuestro estilo de vida.


Autocontrol.

Algunas personas nos creemos capaces de resistir durante todo el día la llamada de la comida y el placer que nos va a proporcionar. Generalmente produce un efecto contrario y terminamos comiendo de grandes cantidades en muy poco tiempo, con el posterio9r sentimiento de culpabilidad.


Fuente de placer

La comida proporciona placer y algunos platos son toda una experiencia de sabor, el problema surge cuando solo conseguimos ese placer a través de la comida.


¿Cómo saber si el hambre es emocional?

Existen algunas señales con las que podemos identificar si el hambre que sentimos es físico o emocional:

  • El hambre aparece de forma inesperada.
  • No aparece como una sensación en el estómago, se origina en el cerebro evocando sensaciones de sabor y textura de ciertas comidas.
  • Comemos sin control de cantidad ni tiempo.
  • Siempre nos apetecen comidas grasa y sabrosas como helados, pasteles o comida basura.
  • Después de la comida es común el sentimiento de culpa.


Como lo evitamos

Identificar que comemos por sentimientos y no por hambre ya es un paso importante, ahora vamos a ver opciones para que este comportamiento no se convierta en un problema.


Ayuda profesional

Es difícil superar estas situaciones en soledad, mucho mejor acudir a un profesional para que nos ayude.


Identificar las situaciones que nos generan ansiedad.

Reconocer que nos produce la ansiedad y el estrés nos da la opción de poner en práctica estrategias para evitar que se produzcan.


Gestionar emociones

Comer por ansiedad puede llegar a convertirse en un trastorno de la conducta alimenticia, expresar nuestras emociones y ser conscientes de la necesidad de un cambio nos puede ayudar a mejorar.


Deporte.

El ejercicio físico es un medicamento excelente contra la depresión, el estrés y la ansiedad. Es una herramienta muy efectiva para luchar contra estos síntomas y de camino mejoraras tu salud general.


Dormir bien.

La falta de sueño provoca irritabilidad, cansancio, fatiga, ansiedad y nos condiciona a comer de forma emocional. Muchas veces dejamos de lado algo tan necesario como un correcto descanso.


Recompensas.

La comida no puede ser una recompensa para entra en estado de calma, hay que buscar otras recompensas y actividades que sustituyan ese placer que nos proporciona la comida y nos calma.


Conclusión.

Superar la ansiedad y los problemas que acarrea se puede hacer solo, pero mucho mejor con la ayuda de profesionales y familiares. No temas mostrar cómo te sientes.




¿Que como para el colesterol?

¿Que como para mi colesterol?

Leave review
El público en general conocimos al “colesterol” en la época de los 80 a raí...
Leer más
Fruta ¿Es sano tomarla?

Fruta ¿Es sano tomarla?

Leave review
Leer más
Niños que pegan

Niños que pegan

Leave review
Leer más

CATEGORÍAS