fbpx
camporico logo
esenfr

La Alergia a la Lactosa no existe

Si hay un alimento que cause controversia y opiniones enfrentadas sin duda es la leche. Durante generaciones ha sido un pilar básico de la alimentación pero desde los años 90 con la llegada de los productos light y el aumento de las alergias su consumo ha ido disminuyendo hasta los niveles de hoy día.


La leche tiene dos componentes que son los responsables en parte de su mala fama, uno es su proteína y otro es su azúcar.
La proteína de la leche es causante de alergias que no deja de ser una alteración del sistema inmunológico de la persona, hablando de forma coloquial que funciona mal y reacciona de forma incorrecta contra las proteínas de este alimento.

El azúcar de la leche o lactosa es un disacárido (unión de dos azúcares) y necesita de una encima que la rompa para que los intestinos la absorban.   Las personas que generan poca o ninguna  lactasa son intolerantes a la lactosa.


Lactosa

Si eres intolerante a la lactosa puede serlo de dos formas:
Tu cuerpo no genera nada de lactasa. En este caso puedes reducir la leche y sus derivados, pero es común que personas que no producen lactasa cantidades pequeñas de leche no les siente mal y los derivados los acepten sin mayores problemas.


Hipolactasia o producción baja de lactosa. En estos casos la persona suele tener niveles muy bajos de lactasa que le sirve en muchos casos para tomar un vaso de leche sin problemas, pero presentaría problemas en cantidades mayores. No suelen tener problemas con los derivados lácteos.



Leche sin lactosa

Partiendo de la base que tomar leche no es necesario para una dieta equilibrada, si te gusta el sabor puedes consumir este tipo de leche que se compone en la mayoría de los casos de leche normal que se le he añadido lactasa, de forma que las personas que no la producen pueden digerirla sin problemas. Hay que tener claro que no es más sana ni saludable que la normal.


¿Puedo hacerme intolerante si dejo de tomar productos con lactosa?

Sí. En Europa especialmente tenemos un gen por el cual producimos lactasa para poder tomar leche después de los dos años de edad, si dejamos de tomarla es muy posible que el cuerpo deje de producirla. 
El tiempo necesario para que esto pase depende de cada persona, pero por normal general entre 1 y 2 años es el tiempo que necesita el cuerpo para dejar de producirla.


Que alimentos puedo tomar si soy intolerante.

Aparte de los productos sin lactosa tenemos a nuestra disposición otras leches como la de cabra que al tener muy poca lactosa (suele ser más agria que la de vaca) es raro que produzca malestar a los intolerantes.



No incluimos en este apartado a las bebidas vegetales pues no son leche y se asemejan por su composición más aun refresco que a un lácteo.


Los quesos en general y especialmente los curados al estar pasteurizados han consumido la lactosa y no producen efectos adversos a los intolerantes.
Síntomas del intolerante y el alérgico:
Alérgico a la proteína de la leche: va a depender mucho del grado de alergia pero van desde urticarias, picor de lengua-garganta, sangrado en las heces, dolor abdominal, picor de ojos, mucosidad, hasta tan graves como anafilaxia que puede producir la muerte del paciente. 
Existen casos de niños que con solo rozar su piel con productos que contenga esta proteína ya provocan reacciones.


Intolerancia a la lactosa. Lo normal es dolor abdominal, diarrea o nauseas, pero nunca van a a provocar efectos graves siendo imposible que un intolerante ponga en peligro su vida por tomar lácteos.


Conclusión.

La alergia a la lactosa no existe. Podemos ser intolerantes a la lactosa (azúcar de la leche) o alérgicos a la proteína de la leche.



CATEGORÍAS