camporico logo
esenfr

Mitos y verdades sobre la leche

La leche es necesaria para la dieta

La leche es un alimento con ciertas propiedades y nutrientes que puede ser reemplazado por otros para suplir las necesidades de vitaminas, grasas, proteínas, azúcares y calcio que posee la leche.

Si te gusta y puedes tomarlo, genial. Si no puedes tomarlo o no te gusta puedes tomar muchos alimentos que aportan lo necesario para una alimentación saludable. En ningún caso somos defensores de sucedáneos de la leche.


La leche causa diabetes

La leche contiene azúcares, pero no es directo causante de esta enfermedad. La diabetes tipo 2 generalmente es causa de uno malos hábitos alimenticios y de hecho, un correcto uso de este alimento está asociado con cierta protección contra esta enfermedad.


La leche engorda

Como todo alimento va a depender de la cantidad y frecuencia que se tome. El consumo de leche y lácteos en cantidades recomendadas contribuye a regular el metabolismo de las grasas y el control de la saciedad, con lo que sirve para mantener al margen los problemas de peso y obesidad.


La leche causa alergias.

La leche contiene proteínas y a determinadas personas puede producir alergias, de hecho la tasa se sitúa entre un 2%-6% en niños y entre un 0.1%-0.5% en adultos. La mala fama en este sentido proviene de un incorrecto autodiagnóstico.


La leche y sus derivados producen colesterol.

Quizás es la afirmación más extendida. La leche y sus derivados tomados en las dosis correctas equilibran la relación de colesterol bueno y malo. Podemos decir que la leche ayuda al control del colesterol.


La leche sienta mal.

Como muchos mitos va por modas y hace tiempo que se ha demonizado este alimento sin pruebas. Dependiendo de donde proceda puede que tengas más o menos lactasa, que es la enzima necesaria para descomponer la lactosa (azúcar de la leche). En los países asiáticos debido a su cultura es muy común que tengan intolerancia a la lactosa, en cambio en Europa los niveles de intolerancia no son tan altos. Si pasas mucho tiempo sin tomar leche, es posible que generes una intolerancia a la lactosa.

 

Resumiendo, la leche es un producto que si no te sienta mal y lo adecuas, dentro de una alimentación saludable, puede llegar a ser muy beneficioso.

 

Bibliografía

Estudio 1: Los lacteos ayudan en la defensa de enfermedades cardiovasculares.

Estudio 2: Los lacteos ayudan en la defensa de enfermedades cardiovasculares II.

Estudio 3: Los lacteos ayudan en la defensa de enfermedades cardiovasculares III.

Estudio 4: No se encuentra relación entre lacteos y enfermedades cardiovaculares.

Estudio 5: No se observa un aumento de riesgo cardiovascular con el consumo de lácteos.

Estudio 6: La leche ayuda con las enfermedades cardiovasculares.

Estudio 7: El consumo de leches fermentadas reduce el riesgo cardiovascular.

Estudio 8: Los lácteos pueden ser beneficiosos para varios grupos de población.

Estudio 9: El consumo de yogur y lácteos reduce el riesgo cardiovascular.

Estudio 10: Mayor consumo de lácteos se relaciona con menor riesgo cardiovascular.

Estudio 11: El yogur, el queso y la leche entera parecen proteger de enfermedades cardiovasculares.

Estudio 12:  La leche no parece estar relacionada con un mayor riesgo cardiovascular.

Estudio 13: No hay evidencia que los lácteos aumenten el riesgo cardiovascular en hombres de cualquier edad ni en mujeres de mediana edad.

 

 

CATEGORÍAS