camporico logo
esenfr

Suplementos vitamínicos ¿Son necesarios?

Nadie tiene dudas que nuestra salud está ligada a nuestra alimentación, y para tener nuestra salud perfecta o para solucionar pequeños males que padecemos, recurrimos a los suplementos.


Vitaminas, minerales, colágeno, omega3 y cosas similares se presentan como suplementos con enormes beneficios para nuestra salud.


Si aplicamos la ciencia y conocimientos mínimos de fisiología humana, vemos que no funcionan y que son ridículamente ineficaces. Solo en casos muy concretos de carencias tienen sentido y siempre con prescripción médica.


Podríamos decir que los suplementos generan un gran debate público, pero la opinión está muy sesgada por la publicidad de las empresas que los comercializan y por la historia de la propia investigación en nutrición.


No podemos decir que somos los primeros en denunciar este hecho, en 2018 fue la propia asociación médica norteamericana o en España, donde la asociación de Farmacéuticos lleva tiempo denunciando la falta de eficacia de los suplementos de colágeno.


El principal problema que encontramos en los suplementos, es el enorme gasto que hace el paciente para un resultado que en la mayoría de los casos son inexistentes.


Otros de los problemas que se denuncia, es la falta de trasparencia en la composición, causando interacciones con tratamientos farmacológicos. La sociedad médica americana, relaciono cerca de 23.000 casos que acabaron en urgencias en 2.018.



Un poco de historia

A principios del siglo XX empieza a emerger la nutrición como ciencia de la salud y en su afán por mejorar, empieza a aislar nutrientes y a asociarlas a procesos metabólicos del cuerpo. Esto llegó a pensar, que determinados nutrientes podían mejorar estos procesos o simplemente mejorar enfermedades.


Hace 100 años, podía tener sentido estos suplementos debido a la cantidad de enfermedades de origen carencial y a la falta de acceso a alimentos. Hoy día, en los países desarrollados existe sobrealimentación, la cual es la causante de nuevas enfermedades relacionadas con el exceso de alimentos y aun así nos queremos suplementar.


Enfermedades como escorbuto, raquitismo, pelagra, bocio, beri-beri, etc..relacionadas con carencias en la alimentación han dado paso a obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. No, no necesitas suplementos, necesitas elegir mejor los alimentos.


Un poco de fisiología

Alimentos y suplementos como el colágeno, pasan por el nuestro sistema digestivo siendo absorbidos por el cuerpo en los diferentes procesos de la digestión. Para poder absorberlos, son disueltos y separados en aminoácidos, principalmente glicina y prolina.


Estos aminoácidos no esenciales, puedes encontrarlos de forma natural en muchos alimentos como carnes, frutas, hortalizas y verduras de color morado, rojo y naranja.


Un suplemento de colágeno, una vez separado en aminoácidos no esenciales no recuerda que antes fue colágeno, de forma que el cuerpo lo usara según las necesidades actuales y a poco que comas medianamente bien, no tendrás carencias de aminoácidos.


El cuerpo es capaz de absorber y almacenar cierta cantidad de nutrientes como vitaminas y minerales, una vez alcanzada los valores adecuados, el exceso no va a conseguir que los procesos metabólicos sean mejores o más rápidos.


Estos valores óptimos son muy fáciles de alcanzar con una alimentación adecuada, y el principal problema que tenemos es el exceso de alimentos.


Es un error pensar que comiendo naranjas el cuerpo aprovechará esa vitamina C para hacer de nuestras defensas fuertes. Nuestras defensas dependen de muchos factores como, buena alimentación, deporte, descanso, estrés, etc. jugársela a la opción de un solo alimento sin ver el resto del contexto es ridículo.


Si quieres vitaminas y minerales, aquí las tienes todas:



Conclusión

Si decides por ti mismo que necesitas de alguna suplementación, eres libre de gastar su dinero en lo que consideres, pero mejor acude a tu médico, él sabrá guiarte.


En casi todos los casos, las necesidades, las supuestas necesidades de suplementación se solucionan con descanso, menos estrés, algo de deporte y eligiendo mejor los alimentos.


Bibliográfia.

https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/2500064

https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2705173?utm_source=silverchair&utm_medium=email&utm_campaign=article_alert-jama&utm_content=etoc&utm_term=100218

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3743696/

¿Que como para el colesterol?

¿Que como para mi colesterol?

Leave review
El público en general conocimos al “colesterol” en la época de los 80 a raí...
Leer más
Fruta ¿Es sano tomarla?

Fruta ¿Es sano tomarla?

Leave review
Leer más
Niños que pegan

Niños que pegan

Leave review
Leer más

CATEGORÍAS