Diferencias entre Diabetes

Si existe una enfermedad que demuestra nuestros hábitos de vida y alimentación, esa es sin duda la diabetes tipo II. A pesar de ser muy parecida con la tipo 1, y tener en muchos casos una sintomatología idéntica, son diferentes a nivel  fisiológico y sus opciones de control y mejora van por caminos diferentes.


Diabetes mellitus tipo 1

Para que las células de nuestro cuerpo puedan absorber la glucosa que circula por la sangre es necesaria una hormona llamada insulina y que la produce el páncreas. La insulina actúa como una llave para que la glucosa pueda entrar en la célula y después de la glucolisis ser aprovechada como energía.


En la diabetes tipo 1, el páncreas no produce insulina y esta se acumula en el torrente sanguíneo elevando el valor de la glucosa en sangre.


Los valores de glucosa en sangre para una persona sana son:

Ayuno: 70-100 mg/dl. De 101 a 125 suelen saltar las alarmas y por encima de 126 suele haber un problema.

2 horas después de comer: 140-199 mg/dl. Por encima de 200 suele existir un problema.


Por encima de estos niveles, si no se trata puede producirse lo que se denomina un coma diabético.


Los síntomas suelen aparecer de forma repentina y los más comunes son:

  • Pérdida de peso.
  • Cansancio o fatiga permanente.
  • Poliuria o aumento del deseo de orinar frecuentemente.
  • Polidipsia o aumento anormal de la sed.
  • Polifagia o aumento anormal de querer comer.


El tratamiento se basa en tres factores, comida que sube el nivel de azúcar en sangre, insulina que hace que baje a niveles aceptables y deporte que ayuda a la insulina a bajar los niveles de glucosa.

Tipos de deporte: Cualquier tipo de deporte ayudara en el control de la glucemia, ante la perspectiva de quedarse sentado en el sofá. Antes  de iniciar cualquier práctica deportiva, tenemos que tener en cuenta varias cosas:

  • Ante todo hablar con un profesional para que nos aconseje dependiendo de nuestro estado de forma, edad, dolencias previas, etc...
  • La actividad deportiva seleccionada tiene que gustarle al paciente, si no es el caso, se dejará o no será constante y entonces los beneficios no se apreciarán.
  • Cualquier deporte es bueno, pero sería aconsejable deporte de media y alta intensidad como recomienda la OMS. Caminar puede estar bien para casos donde la obesidad, edad o dolencias previas no permitan más.
  • En los últimos años los deportes de fuerza sean destacado sobre el resto para un  control más efectivo de la enfermedad.


Diabetes mellitus tipo 2

La diabetes tipo 2 se desarrolla o bien porque el páncreas no es capaz  de producir la suficiente insulina, o por que las células no reconocen nuestra insulina y no pueden absorber la glucosa de la sangre. Esto hace que suba los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo.


Síntomas, tratamiento y los valores en sangre para diagnosticarla son similares a la diabetes tipo 1

Esta enfermedad se diferencia de la tipo1 porque es silenciosa, los síntomas aparecen de forma gradual y existen muchos pacientes sin diagnosticar manteniendo niveles inadecuados de glucosa en sangre durante meses o años.


Si no se practica deporte, se tiene un 58% de posibilidades de padecerla.


Esta enfermedad está relacionada íntimamente con nuestros hábitos de vida y alimentación, de forma que sobrepeso, estrés, falta de ejercicio, malos hábitos de alimentación, son el caldo de cultivo para que se desarrolle.


Alcohol, bebidas azucaradas, comida ultra procesada y calidad de algunos productos suelen ser los responsables directos de la enfermedad.


El número de pacientes diagnosticados se ha multiplicado por 4 en los últimos 30 años, y el epicentro de esta pandemia ha cambiado primero a Europa, luego a USA, más tarde a América Latina y actualmente se concentra en Asia.


En los últimos 10 años se ha incrementado en más de un 38% los casos de jóvenes con diabetes tipo 2.


En 2019, se calcula unos 435 millones de personas murieron a causa de la diabetes en el mundo.



CATEGORÍAS